Estas en » El mundo de Julipo » Cuaderno de Entradas » Marzo 2008 » Pasando La Frontera
lunes 3 de marzo de 2008, 20:25:42
Pasando la frontera
Tipo de Entrada: CUADERNO | 2334 visitas

“…8 grados en Pas de la Casa por la noche en febrero, algo esta pasando..."

   En el anterior post se me olvido comentar que habíamos estado en Tierra de Nadie en Vilanova de Meia (Vicente, David y servidor), salvando un día en el que íbamos a la nieve y me había dejado los crampones en casa de Vicente, menos mal que me los olvide porque el panorama en el pirineo era desolador. Pues ahí nos plantamos, medio vestidos de invierno y con dos cascos para tres. Un día tremendo, sol por doquier y rápidamente nos sobraban los pantalones. Nos gusto mucho la vía, eso sí deportiva. Empieza a desplomar desde el principio hasta el fin, con canto y rozando todo el rato el 6b-6a, con un par de pasos durillos al salir de la R1 y la R3 de esos de tirar de chicha brazil.  Pasándonos los cascos en las reuniones y riéndonos a cascoporro pasamos el día en compañía de los buitres y vigilando que Vicente se acordara de donde había que poner aquel mosquetón, jajajajja!

    Estuvimos en Sinsat, en el pirineo francés, un sector de deportiva muy recomendable, todo muy marcado para que no te pierdas y asegurado muy bien. Núria y yo fuimos con su grupo de escalada de Toulouse  a ver si estirábamos los alambres, y si los estiramos… Pues nos pasamos la mañana montando V y 6a por doquier mientras me intentaba desenvolver con mi inglishlan, que es una mezcla muy conseguida entre ingles y catalán, aunque casi siempre recurría a Núria para que me salvara el problemilla. Después de un 6c que salió como el culo; Núria se salió con la suya en un 6a duro de huevos a base apretar en una fisura un poco rota. Como colofón  nos encarábamos a un 7b, un sueco, un francés y yo, digno de un estereotípico chiste. Todos volamos nuestros metros pero conseguimos montarlo, eso sí sin encadenarlo en los posteriores pegues, creo que el problema era el idioma, más que los brazos, jejejjeje.” … this two-fingers hole…” y “…venga,venga…”.  Escalamos hasta el anochecer en un día caluroso de febrero. Otro día tremendo de trepadas junto a Núria donde pase lo que pase siempre acabamos con una sonrisa.

        
                 
    Mas cosas, volví con los espartanos (Kike, Alex, Juan y cia.) a las andadas, y nos metimos en la Haus-Extrem de la Momia, día divertido para disfrutar pero con sus dosis de susto, porque ¡como se la trae el segundo largo!, el de la leyenda, con ese primer seguro a 10 metros y lo único que se puede meter es el friend del 6, si lo tienes. Así que metido en la chimenea esa tumbada me arrastre en busca del preciado pedazo de metal, que sudores!. Por lo demás disfrutamos de los largos de IV para salir a la siemrpe impotente cima de la momia, el viento gelido nos da en la cara.

         
    
   Estuvimos en Moia (Jordi y Enric), pero en el sector perdido, que ahora no recuerdo del nombre, después de casi acabar con el coche lleno de barro hasta la baca y de esquivar a los cazadores, probamos unas vías cortas pero intensas, en 12 metros de regletillas, fisurillas y todo lo terminado en illas, poco estuvimos porque se metió mas frio de lo esperado, a lo mejor es porque estamos en febrero, ese día casi nos llevamos un 7a+ a vista. Fue divertido como siempre escalar con estos dos, lástima que solo quieran hacer deportiva. Es muy agradable volver a casa con agujetas en la cara de tanto reír. “… Jordi, pon la sirena…”
      
                                             
                                                        
   Parecía que me iría con Sergi a Ceillac, en la peregrinación de lo que cada año se llama el milagro del hielo, por lo poco que queda en estas latitudes. La cosa se convirtió en una salida con Pau a Gavarnie, de ahí derivo a un salida a la Dent d’Orlu, después dudaríamos entre ir a Toulouse de fiesta o ir a Terradets, teníamos que haber ido a Toulouse!!.

  
        
   Pues nos plantamos en el Pilar Sur de la Dent, con una niebla bastante espesa  y unas ganas terribles de salir por arriba, con tantas ganas que la cosa era 12 cintas, unos friends una cuerda de 60 de 8.6 y a toda castaña hasta que se acabara la cuerda, saliendo al ensamble tanto de 60 como uno que hemos inventado de triple ensamble que te permite llevar toda la cuerda desplegada en tres partes de 20 y poder convertirla en 60 rápidamente. Granito plaquero de resaltes flanqueado por arboles e intercalado con jardines herbosos, en total más de 1000 metros de vía y 10 horas de coche de coche y eso que la bajada nos costo de lo lindo ya que había algo de nieve e íbamos en zapatillas de correr.  Un día tremendo donde la cuerda unía más que dos compañeros de cordada, haciendo que en nada nos plantáramos en la Main, después de ir en el V al ensamble, pasar la Taillante y su espectacular ambiente y plantarnos en la arista final donde la nieve mojaba los largos. Resultado; pies mojados, pantalones embarrados, dedos reventados, y sonrisa de oreja a oreja, que más se pude pedir.

   
                
  De fondo suena: "El limite" de la Frontera




Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook