Estas en » El mundo de Julipo » Cuaderno de Entradas » Noviembre 2008 » Semana Loca, Tapias Locas 2, La Venganza.
viernes 7 de noviembre de 2008, 17:32:54
Semana loca, tapias locas 2, la venganza.
Tipo de Entrada: CUADERNO | 1 Comentarios | 10834 visitas


    Con mas ganas que fuerzas, volvíamos a las andadas, y volvía a quedar con Curro para estar juntos una semanita escalando.

    En aquellos momentos era finales de agosto y acaba de enganchar con un fin de semana de kayac de mar por Llança, Portbou y demás. Tenia los brazos reventados y sobre todo la espalda. Nunca te metas al agua si sopla algo de viento en L'Empordá. Fue un bautismo acuático de esos divertidos.

    Pues sin dormir acabe en un eterno bus camino de Zaragoza, allí me esperaban, Bea y Curro y rápidamente pusimos la Kangoo rumbo a nuestra casa; Riglos. Sin dilaciones, bueno con una pizza en el buche, nos metimos el la Zulu Demente a la Visera, a las 4 de tarde en agosto. Mientras muchos de los agolpados en la terraza no daban un duro por nosotros, hicimos los tres primeros largos a toda velocidad, cosa que no pararía hasta el ultimo, donde el 7b me hizo encallar un poquillo. Me faltaban fuerzas. Pero aguantamos lo justo para clavar un tiempo de 3 horas.


    Felices, contentos y orgullosos a sabiendas de que muchos de los del bar se estaban comiendo sus palabras, bajamos a comer carne!!!

    El segundo día, queríamos otra igual, y nos metimos en la Vicente Iñucente, todo iba bien hasta que el indicador del fuelle me señalaba que tenia que parar. Así que en el cuarto largo le dejo la Horizontal Ruledirección y la cuerda a Curro, que se merendaría las siguientes tiradas, incluido el mítico 7a de bloque. Yo me convertí en un reptil, arrastrándome por los largos, tanto que tuve que fijar una cuerda. Que mal iba... pero lo peor estaba por llegar. En el ultimo largo y tras un festival de “aceros” la fifi me arranca parte de la piel de la yema del dedo, sigo escalando entre el dolor y la impotencia de que esto haría insalvable la distancia técnica entre Curro y yo.



    Con la papeleta del dedo, mi moral y orgullo por el suelo nos metemos en una aventura con mas gente para bajar del Pison. Al final tras el mismo y tedioso numero de rápeles de siempre llegamos al suelo. Nos tomamos un bocadillo y ponemos marcha al valle de Ansó.
      Llegamos tarde y buscamos un prado donde esperar a Ana, una colega de Bea que viene de Vitoria y que marcaría el viaje de una manera peculiar.

      Tercera visita; nos metemos en la Urdaburu al Espelunga, ya que hacia un día extraño y el pilar de Ansó quedaba donde Cristo perdio las alpargatas. Tras unas travesías boscosas en busca del camino e introducir los primeros largos facilillos en la aproximación empezamos a escalar, la cosa no prometía, y Curro ya ponía cara larga, demasiado tumbado y discontinuo. Pero cuando todo parecía llegar a su fin, llegamos al primer 7a, ahí ya la cosa se pondría divertida, sobre todo porque los bolts son del 8. Con el vientecico  y el ambientillo, tiramos hacia arriba en busca del sol, largos fáciles se mezclan con otro 7a y un 7a+ (A2) de 45m, que Curro encadeno a vista. La cosa se acaba y se nos ocurrió bordear el macizo para ver el pilar de Ansó.



     Con unas bonitas fotos y 5 horas de descenso, aparecimos en las furgos. Parece que va a hacer malo, así que ese día no escalamos. Nos fuimos a Rodellar.    
    


     La meteo era caprichosa y no paraba de hacer bueno en contra de las previsiones.
      Llegada de noche a Rodellar, todo esta lleno de conocidos y estrellitas de la deportiva. Con el dedo y la moral tocados acompaña a Curro a dar pegues y de vez en cuando encaramarme a un 7a+. Pero ya la mente estaba en otro sitio, y no era escalando. Fueron días de descanso, de intentos y de conocer a gente muy maja.
     Tres días después nos fuimos al Midi, pero solo hicimos el Diedro de la Hoz de Jaca y la Sajuma, donde curiosamente se hace todo en libre y forzamos la longitud de la cuerda.
     Las cosas que me pasaban por la cabeza no me hacían estar a gusto ahí, la inseguridad de la vida  cotidiana mermaba mi vida alpina. Tenia que resolverlo.....así que la semana se detuvo y marche a Oña, no sin antes olvidarme el móvil en el coche de Ana. 

De fondo suena, "One Step Closer" de U2


1 Comentarios
Enviado por Curro Gonzalez el domingo 9 de noviembre de 2008

“Historiaaa incompletaaaa....!!!, niño pidete unos días, las tapias peninsulares nos esperan.”


Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook